Actividad estrella en el Pallars, el rafting consiste en descender por las aguas bravas de un río (en este caso, el Noguera Pallaresa) en una lancha neumática, con la ayuda de remos, sorteando las rocas del camino y evitando en todo momento la caída al agua.

La capacidad de la embarcación es de ocho personas, que van sentadas en los bordes de la misma. En el suelo, los tripulantes disponen de unas sujeciones para los pies, por lo que resulta realmente fácil mantener el equilibrio cuando llegan los baches y los bruscos movimientos de la corriente.

En este deporte mojarse es inevitable. El excitante trayecto se hace en compañía de un monitor que se coloca en la parte posterior de la embarcación para pilotarla. Su función es marcar el rumbo con el remo y dar las instrucciones necesarias al resto del grupo para avanzar río abajo.

La caída al agua no representa ningún problema, ya que los tripulantes van adecuadamente equipados con casco, chaleco salvavidas y traje y botas de neopreno, material que contrarresta la baja temperatura del agua y evita que pasemos frío. Además, la compañía de un monitor experto que sabe interpretar perfectamente el río es motivo de tranquilidad.

En cualquier caso, los recorridos están llenos de sorpresas, con múltiples sobresaltos y zambullidas.      

 

Realizamos diferentes tramos de rafting:                                                                                    

* Tramo A (Llavorsí-Rialp). Precio: 41 € por persona.

* Tramo B (Baro-Collegats o Montardit-Baén). 41 € por persona.

* Tramo C (Llavorsí-Collegats):

   - con almuerzo a mitad de recorrido; 80 € por persona.

   - sin almuerzo a mitad de recorrido; 58 € por persona.

* Tramo D o tramo infantil (Llavorsí-La Moleta). 24 € por persona. 

 

La temporada de rafting en el Noguera Pallaresa va desde mediados de marzo a mediados de octubre, aunque la mejor época para disfrutar al máximo de este deporte es la del deshielo (de mayo a junio), cuando el río aumenta su caudal.