És el último del Alto Pallars, con rápeles muy largos y aéreos, salientes delicados y roca resbaladiza.

Compuesto por una sucesión de cascadas que se enlazan prácticamente una detrás de la otra.

El uso de técnicas especiales hace que sea un barranco sólo apto para personas con habilidad en el rápel y experiencia prévia.

Aconsejado sólo en primavera ya que en verano se seca totalmente, dejando las pozas estancadas.

 

DIFICULTAD:

Aproximación de 1 hora

Rápeles de 4, 6, 10, 20, 25, 32 y 60 metros

 

DURACIÓN:

Total de la actividad de 4 a 4,30h

 

.-. El precio de esta actividad es de 50€ por persona